Productos: (  1 - 20 de 33  )
:
:

Centro de carga e interruptores de seguridad

Renueva el entramado eléctrico del hogar con ayuda de un centro de carga. ¿Pero qué es y a qué otros aparatos puede conectarse, con propósito de optimizar la gestión de la electricidad en el hogar?

¿Qué es un centro de carga?

A grandes rasgos, un centro de carga es una máquina que administra y distribuye la corriente eléctrica hacia los diferentes consumidores que se tengan en casa, o incluso en una oficina. Se administra mediante un tablero metálico, en el cual se debe activar un interruptor termomagnético, que encenderá el circuito de manera segura.

En caso de que hubiera una sobrecarga de energía, el centro de carga ayuda a proteger todo el circuito eléctrico al cortar la tensión. Su función principal es impedir las interrupciones en el flujo de electricidad, en caso de que reventara un transformador, cayera un rayo, o el cableado en la calle se viera afectado de algún modo. Y, para ello, utiliza pastillas termomagnéticas (en ciertas regiones de México a estas se les llama no-breaker). Tanto la pastilla termomagnética como lo relacionado con la caja de fusibles, se dedican a proteger el entramado eléctrico de los aumentos de tensión, aunque con notorias diferencias de ejecución.

¿Cuál es la diferencia entre un fusible y una pastilla termomagnética?

La apariencia es uno de los factores a tenerse en cuenta. Los fusibles son pequeños cilindros, compuestos de carcasas y un filamento interno metálico. Usualmente, son de color plata o bronce. En cambio, el no-breaker o pastilla es un dispositivo rectangular y compacto, de color negro. También se debe considerar que hay un tipo de fusible para cada voltaje, aunque la sugerencia es que adquieras una caja de fusibles con resistencia de voltaje ligeramente superior al que tengas. En ese caso, es posible considerar que sobre a que te falte. Por otro lado, en el no-breaker, la corriente eléctrica va de una terminal a otra, y en cuanto detecta un surgimiento extraño o aumento en el nivel de la corriente, se baja de forma automática la palanca del interruptor interno. Así corta la energía, y si quieres que vuelva la luz a casa, tendrás que volver a activar el switch/interruptor.

¿Cómo elegir un centro de carga?

Tomemos en cuenta que un hogar necesitaría conectar un mínimo de circuitos al centro de carga, aunque existen diferentes opciones en cuanto a cantidad. Sí, son requerimientos particulares -pues cada familia tiene un número distinto de aparatos eléctricos, con circuitos diferentes, a conectar al centro de carga- evaluemos diversas características de los centros de carga, mismas que nos guíen hasta ubicar el indicado.

1. Facilidad de instalación con un modelo sobrepuesto

Tanto este como el siguiente modelo de centro de carga son semejantes en funcionamiento, pues solo se diferencian en modo de instalación. La mayor parte de los centros de carga requieren una corriente en un rango de los 120 voltios a los 140 voltios. Este tipo de centro de carga solo será necesario colgarlo de manera segura en un muro interior, algo conveniente si rentas, los muros son falsos o de tabla roca, o no deseas hacer una renovación tan drástica.

2. Colocación a largo plazo con un modelo empotrado

Alternativamente, están los centros de carga que pueden empotrarse; es decir, introducirse por completo y que no sobresalgan de un sitio, en su propio “agujero” en el muro, siempre que sea de las dimensiones adecuadas. La recomendación es que se monten en una pared empleando zapatas bimetálicas, buscando evitar accidentes.

3. Capacidad interruptiva

Cuando un interruptor termomagnético del centro de carga se baja, detiene la descargas intensas que podrían dañar los electrodomésticos o electrónicos. Es ideal buscar algún centro de carga Squere D con una buena capacidad interruptiva, buscando velar por el bienestar de tus aparatos.

4. Centro de carga 2 pastillas o uno de 4 pastillas

Por supuesto, mientras más pastillas posea el centro de carga, más protegidos estarán los circuitos, aunque esto puede significar una instalación laboriosa y un incremento en el precio. Un centro de carga puede tener una mayor cantidad de pastillas, aunque estos se emplean mayoritariamente en zonas residenciales grandes, mientras que un centro de carga 2 pastillas puede ser apto para una casa.

¿Y un transformador?

Y hablando de máquinas con mayor potencia, un transformador eléctrico también se dedica a mejorar la seguridad de los sistemas de energía, buscando que su distribución sea eficiente y la regulación de su voltaje sea uniforme. Sin embargo, suelen emplearse al mover energía eléctrica de un circuito a otro, y sin modificar la frecuencia, a largas distancias. En consecuencia, es más común ver un transformador eléctrico empleado en vecindades o complejos industriales, pues maneja voltajes considerables. Deberás buscar uno de baja tensión para casa.

Es importante evaluar las opciones disponibles de centros de carga y pedir la asesoría de expertos en este tipo de instalaciones.