TC_D281_05
10017
true
[ ]

3 medidas para proteger tu casa del frío

Para estar abrigado y cómodo en tu hogar durante el invierno, te enseñamos cómo evitar el frío en casa tomando estas tres medidas esenciales.

Protegiendo casa del frío

1. Protege medidores y tuberías de agua

Aprender cómo evitar que las tuberías se congelen es muy importante, ya que cuando se descongelan pueden reventarse y ocasionar fugas. Realiza los 3 pasos a continuación y evita que esto suceda:

  1. Cuando no esté en uso, cierra la llave de paso.
  2. Abre la llave de nariz y drena la tubería almacenando el agua en una cubeta.
  3. Cubre el medidor (excepto la carátula para la toma de lecturas) y la tubería expuesta con tubo aislante de foam y sujétalo con cinchos.
Protegiendo tuberías del frío para evitar que se congelen

2. Uso óptimo de calefactores

El uso de calefactores en época de invierno es una de las opciones más comunes para mantener la calidez dentro del hogar, pero debes hacerlo de una manera segura. Cuida a tu familia considerando las siguientes medidas:

  • Colócalo en áreas bien ventiladas como sala y comedor.
  • No lo ubiques detrás de puertas o lugares de mucho tránsito.
  • Apaga el calefactor antes de dormir o al ausentarte del área.
  • Abre las ventanas dejando un espacio de 15 a 20 cm para que circule el oxígeno.
  • No dejes productos flamables cerca o encima del calefactor.
  • Verifica que su instalación tenga mangueras aptas para gas.
  • Asegúrate que el funcionamiento y condiciones físicas del aparato sean óptimos.
  • También puedes seguir estas 10 recomendaciones para usar tu calefactor en casa.

Si se presenta una fuga de gas…

  • Mantén la calma y abre ventanas.
  • Cierra las llaves de paso de gas.
  • No enciendas luces en caso de olor a gas, podrían generar chispas.
  • No utilices encendedores o cerillos para detectar la fuga.
  • Llama a un profesional.
Hombre calentándose las manos cerca del calefactor

3. Aísla techo y muros de tu hogar

Aplicar aislante térmico en tus paredes, muros y techo es recomendable sobre todo en zonas de alta humedad, ya que:

  • Ayuda a mantener la temperatura óptima.
  • Protege muros y paredes de la humedad, evitando su deterioro.
  • Aísla ruidos del exterior.

Para aplicarlo, realiza los siguientes pasos:

  1. Características de la superficie. Deber tener pendientes que permitan el desalojo de agua y salidas pluviales suficientes en la losa.
  2. Limpia previamente. Superficie libre de polvos, aceites, grasas, óxido, humedad, hongos y otros contaminantes que afecten la adherencia.
  3. Aplica sellador. Sobre superficies nuevas y superficies porosas para un acabado uniforme, mayor adherencia y buen rendimiento del recubrimiento.
  4. Capas y secado. Aplica una capa de recubrimiento a toda la superficie uniformemente y deja secar. Una vez seco, se aplica la segunda capa. El rendimiento varía dependiendo de la rugosidad de la superficie.

Tip. Las zonas como chaflanes, domos y tubería que atraviesa la losa, fisuras mayores, uniones de losa, juntas constructivas, etc. requieren tela de refuerzo doble y dos capas de aislante, previo a la primera capa de aislante.

Aplicando impermeabilizante al techo

¿Podemos ayudarte? Llámanos al 800 004 6633