P_D241_03
10006
true
[ ]

Cómo impermeabilizar tu hogar

Sabemos que es importante estar preparados para la época de lluvia, así que preparamos una guía para explicarte cómo impermeabilizar tu hogar.

Antes de comenzar...

Asegúrate de contar con las herramientas y materiales necesarios:

Herramientas:
  • Brocha de 3 pulgadas
  • Cepillo de ixtle
  • Escoba
  • Espátula
  • Malla de refuerzo
Materiales:
  • Impermeabilizante
  • Sellador
  • Resanador

Ahora sí, ¡comencemos!

Paso 1

Limpia el área. Utiliza una escoba y una espátula (para cualquier material que no puedas remover con la escoba).

Recuerda que el área debe estar libre de polvo, aceites, grasa, óxido, humedad, hongos o cualquier otro contaminante que afecte la adherencia.

Si el impermeabilizado anterior presenta falsas adherencias o daño considerable, deberás retirarlo completamente.

Paso 2

Aplica el sellador. Antes de hacerlo, verifica que la superficie tenga un mínimo de 2% de pendiente a favor de los desagües y que todo el cableado quede por encima de la superficie. Una vez aplicado, deja secar de dos a cuatro horas.

Paso 3

Aplica el resanador en grietas. Posteriormente, deja secar de una a tres horas. Presta especial atención a los puntos críticos: chaflanes, fisuras, domos, bases de tinacos, desagües, instalaciones de teléfono o antenas parabólicas.

Paso 4

Aplica la primera capa de impermeabilizante con un cepillo de ixtle –sin ejercer demasiada presión–, recubriendo en un solo sentido. Cubre hasta 19 metros cuadrados por cubeta.

Al terminar, coloca la malla de refuerzo en puntos críticos, aplica una capa adicional con una brocha para evitar burbujas o arrugas, y deja secar de cuatro a seis horas.

Paso 5

Aplica la segunda capa de impermeabilizante, ahora en dirección transversal, y deja secar por 24 horas.

¡Y listo! Así de fácil puedes impermeabilizar tu hogar.

¿Podemos ayudarte? Llámanos al 800 004 6633