TC_D29_21
10013
true
[ ]

Agitador o Impeller: ¿cuál elegir?

Al momento de elegir una lavadora, es importante evaluar una de sus características principales: el mecanismo que utiliza para lavar la ropa. ¡Conócelos y elige el mejor para ti!

Lavadora blanca con agitador

Para elegir tu lavadora tienes que decidir entre un sistema de lavado con agitador o con impeller. Los dos ofrecen un óptimo desempeño, aunque para obtener resultados más favorables, deberás tomar en cuenta tu estilo de vida. A continuación, compartiremos cómo funcionan y cuáles son sus diferencias para que elijas la más adecuada.

¿Cómo funciona una lavadora con agitador?

La lavadora con agitador funciona a partir de un tubo vertical ubicado al centro de la lavadora que combina múltiples movimientos para deshacerse de las manchas. Incorpora aspas que permiten sumergir la ropa hasta el fondo del tambor, lo que ayuda a frotarla con mayor facilidad. La intensidad de los movimientos dependerá de los ciclos de lavado de cada equipo, aunque su diseño está fabricado para proteger hasta la ropa más delicada.

Existen lavadoras que tiene agitadores de acción simple o doble acción, o incluso ambas. La diferencia es que los agitadores de acción simple mezclan aspas grandes abajo y aspas chicas arriba, mientras que los de doble acción incluyen aspas independientes en forma de espiral en la parte superior para llevar la ropa hacia abajo sin dificultad.

Lavadora con agitador

¿Cómo funcionan las lavadoras con sistema de lavado impeller?

Las lavadoras sin agitador o con sistema impeller se caracterizan por usar un disco para manipular la ropa. Su función se basa en movimientos giratorios para que estas se froten entre sí, generando corrientes de agua que ayudan a obtener mayor profundidad en la limpieza. Al utilizar un sistema de tamaño reducido, la lavadora impeller cuenta con mayor espacio para que la ropa se mueva y el jabón penetre mejor; además, genera un lavado más suave al no tener aspas o hélices que hagan el trabajo.

Lavadora con sistema impeller

¿Cuáles son sus principales diferencias?

Lavadora con agitador

  • Frota la ropa con las aspas para eliminar suciedad y manchas.
  • Usa mayor cantidad de agua para cubrir el agitador y facilitar los movimientos.
  • Dependiendo de la configuración de la lavadora, entregará un lavado más delicado.
  • Los ciclos de lavado son más cortos.
  • Diluye fácilmente el detergente, disminuyendo los residuos de jabón.
  • Tiene un menor espacio en la canasta o tambor.
  • Requiere mayor limpieza para no acumular sarro en las aspas
  • Cuenta con dos tipos de agitadores para ofrecer un mayor rendimiento.
  • Son ligeramente más ruidosas.
Agitador de lavadora de carga superior

Lavadora impeller

  • Las prendas se frotan unas con otras entregando una limpieza suave, pero eficiente.
  • Utiliza poca agua, gracias a que no necesita que la ropa esté cubierta por completo para trabajarla.
  • Ofrece mayor espacio en la canasta o en el tambor.
  • Suelen enredar más la ropa durante el lavado.
  • Facilita la carga y descarga de edredones, toallas, chamarras, entre otros artículos de gran volumen.
  • Tiene ciclos de enjuague más cortos, dado que la velocidad que alcanza permite eliminar mayor cantidad de humedad.
Sistema impeller de lavadora de carga superior

Consejos para un eficiente lavado de ropa

A pesar de sus ventajas y desventajas, las lavadoras sin agitador o con agitador trabajan de manera óptima si se respetan sus lineamientos de uso. Algunos consejos para cuidar tu lavadora y conseguir un resultado ideal son:

  • Respetar la capacidad de carga.
  • Usar solo la cantidad de producto necesaria.
  • No sentarse sobre la lavadora, ya que podría desnivelar el tambor.
  • No dejar la ropa húmeda en la lavadora.
  • Cerrar las cremalleras de la ropa para que no se atoren o rayen el interior.
  • Realizar una limpieza regular para deshacernos de residuos de jabón, pelusas, evitar malos olores y prevenir la aparición de moho y bacterias.

¿Cuál es la mejor opción?

Como ya mencionamos, tanto el sistema de lavado impeller como las lavadoras con agitador entregan un alto poder de lavado. No obstante, también es importante considerar la frecuencia de uso, el tipo de prendas que utilizas y la cantidad de integrantes en la familia. Por ejemplo, si estás acostumbrado a lavar cargas grandes, el sistema sin agitador ofrece mayor espacio de manejo, mientras que, si prefieres cargas ligeras, el agitador trabaja eficientemente con ellas.

Ambas alternativas de lavadoras te librarán de esas manchas difíciles, cuidarán tu ropa y te permitirán manejar todo tipo de prendas, para que las uses por más tiempo.

¿Podemos ayudarte? Llámanos al 800 004 6633