TC_D24_05
10002
true
[ ]

Cómo limpiar las llaves del baño y cocina

La grifería forma parte esencial de la decoración y funcionamiento del hogar, por lo que es fundamental darle los cuidados necesarios para que dure por más tiempo y no pierda su brillo.

Grifería cromada de cocina

La formación de óxido y sedimentos pueden dañar el acabado de la grifería, así como dar paso a problemas de goteo, acelerar el deterioro de las gomas o las juntas, generar obstrucciones en filtro y rejillas, entre otros.

Es por ello por lo que, en esta ocasión, te compartimos cómo limpiar las llaves del baño y la cocina, con el propósito de extender la vida útil de dichos accesorios, asegurar la eliminación de bacterias y hongos, y conservar en las mejores condiciones su elegante aspecto.

¿Cómo limpiar las llaves del lavabo, regadera y fregadero?

1. Secar el agua después de cada uso

El agua está compuesta por sal y cal, principales factores que dañan la grifería. Por lo que, si no quieres que se creen sedimentos, tanto al interior como al exterior, una forma de limpiar las llaves de la regadera o del fregadero es retirando el agua acumulada después de cada uso. Así evitarás que la grifería se opaque, se oxide y, finalmente, se rompa. Para secar la regadera y las llaves es suficiente con usar un paño de microfibra; estos tienen mayor capacidad de absorción, además de ser sumamente suave.

Esto último es importante, pues el uso de fibras o cepillos para la limpieza de la grifería puede ocasionar rayaduras o maltrato general de las superficies, afectando irremediablemente su diseño y acabado, especialmente si vienen en estilos cromados.

Llave mezcladora de baño abierta
2. Usar limpiadores químicos

Al preguntar cómo limpiar las llaves de la regadera o del lavabo, una de las respuestas más comunes y prácticas es el uso de un jabón neutro y de una esponja para eliminar manchas y suciedad superficial del día a día. Sin embargo, el uso de productos desinfectantes y anticorrosivos también es esencial para evitar el crecimiento de microorganismos dañinos para la salud y para erradicar aquellos sedimentos que ya han empezado a hacer efecto en tus piezas.

Dado que su naturaleza abrasiva puede dañar el acabado de las llaves y regaderas, su aplicación debe limitarse a una o dos veces por semana. No obstante, existen detergentes limpia-baños suaves que se encargan de remover residuos de jabón y grasa en metales y otros materiales (mármol, granito, etc.) sin afectar el brillo de las piezas aún tras su uso continuo.

Otras opciones si te preguntas cómo limpiar las llaves del lavabo, son los productos en aerosol para tinas y regaderas, que ayudan a retirar manchas de óxido, restos de jabón, y depósitos de calcio y cal sin necesidad de fregar. Y para complementar solo hay que agregar un líquido antihongos, capaz de desinfectar y eliminar hongos.

Ahora bien, para asegurarte de limpiar y proteger tu grifería, también existen productos específicos para acero inoxidable. Estos recubren las superficies para aislar grasas difíciles, polvo y suciedad general, y crean una capa a prueba de rayones, manchas y huellas digitales. Este paso es importante sobre todo en llaves que no usas frecuentemente y requieres cuidarlas del paso del tiempo.

Si, por el contrario, quieres algún producto específico para cocinas, puedes inclinarte por químicos desengrasantes y desinfectantes, que contengan algún aroma especial, ya que así, además de eliminar manchas de comida, te desharás de olores desagradables.

Limpieza de llaves mezcladoras para regadera
3. Limpieza de filtros o rejillas

Sobre cómo destapar una llave mezcladora, también debes considerar la remoción de depósitos de los filtros, aireadores o rejillas que se ubican al interior. Para extraerlos, deberás desensamblar la boquilla con apoyo de una llave inglesa. Solo hay que girar levemente y listo.

Estos accesorios tienen el propósito de retener cualquier suciedad o componente que pueda venir en el agua, así que dejarlos acumular puede ocasionar que el flujo disminuya o queden goteras. Una vez retirado, solo basta con colocar la pieza debajo del chorro de agua para destapar los orificios; aunque, de haberse creado sedimentos, habrá que usar un cepillo de dientes para destaparlo.

Por otro lado, puedes sumergirlo en un poco de agua caliente mezclada con un limpiador para desprender la suciedad con mayor facilidad y desinfectar, siendo esta también otra forma sobre cómo limpiar las llaves del fregadero y la casa en general.

Cabe destacar que si la rejilla ya está demasiado obstruida habrá que sustituirla. Las versiones más actuales evitan salpicaduras incontroladas, tienen cierre hermético -lo que facilita su instalación- o incluyen un sistema temporizador para ahorrar recursos.

Llave mezcladora para baño limpia
4. Revisar conexiones con tuberías

Es común que las piezas que conectan directo con la tubería también acumulen residuos de cal, por lo que su limpieza profunda es básica para evitar que haya fugas por ese lado. En este sentido, si te preguntas cómo limpiar las llaves del fregadero, solo tienes que, nuevamente, usar un paño de microfibra o incluso una esponja para frotar con delicadeza el contorno de la pieza y remover los depósitos.

De ser necesario, debes aplicar un potente antisarro, que a su vez cuide las superficies metálicas y elimine las bacterias. Así, puedes aplicarlo y dejarlo actuar por unos minutos, para después retirar el exceso con un paño humedecido. No olvides usar guantes domésticos, ya que algunos productos pueden generar sarpullido o picazón en la piel.

Limpieza de llaves mezcladoras de cocina

Saber cómo destapar una llave mezcladora y cómo limpiar las llaves del baño en general es esencial para conservarlas en buen estado, evitar el crecimiento de sarro, hongos y otras bacterias, y para garantizar su correcto funcionamiento. Por lo que es necesario realizar esta tarea periódicamente para obtener los resultados deseados.

¿Podemos ayudarte? Llámanos al 800 004 6633