TC_D26_18
10003
true
[ ]

Características para considerar al elegir una tina de baño

¿Quieres duchas más relajantes? Prueba con una tina de baño. Aquí te decimos cómo elegirla para que disfrutes de una mejor experiencia.

Cuarto de baño con una tina ovalada blanca

Tener una tina de baño es un deseo común cuando armamos nuestro cuarto de baño. Es el elemento ideal si deseas relajarte por un rato o disfrutar de un rico masaje al término del día. De hecho, las ventajas para la salud son muchas: puede ser de ayuda para dolores musculares, estrés y ansiedad, así como para crear un ambiente armónico al combinarlo con velas, incienso o aceites.

No obstante, para asegurar una experiencia completa, es importante verificar cuáles son las características de tu espacio, los requerimientos de instalación y la variedad de tinas de baño disponibles. A continuación, te compartimos los aspectos a considerar al elegir una tina de baño y así convertir este lugar en un sitio revitalizante.

Cómo seleccionar una tina de baño

1. Medidas del baño y de la tina

Hay tinas de baño de todos los tamaños y estos pueden ser muy variados, hay diseños desde 1.50 m hasta más de 1.80 de largo, y de un ancho superior a un metro, por lo que es esencial tomar las medidas de tu baño para encontrar la adecuada. Las dimensiones de la tina de baño, así como su diseño, dependerán de si tu cuarto de baño es grande o pequeño.

Si el baño tiene poco espacio, la sugerencia es elegir una tina de baño rectangular e instalarla junto a una pared (al fondo). En este caso, es importante que esté lo más alejada de la puerta, para aprovechar bien los metros cuadrados.

En cuanto a los baños amplios, las opciones de tamaño y distribución son mayores, pudiendo elegir hasta diseños asimétricos. Está la alternativa de ubicar la tina en medio de la habitación, ya sea en una plataforma o dentro del suelo, o incluso optar por tinas de piso. Recuerda prestar especial atención a la ubicación de las conexiones de agua y del desagüe para asegurarte de elegir la tina que tenga la orientación que coincida con el diseño de su baño.

2. Capacidad de la bañera

La capacidad estándar es de 100 a 200 litros, aunque puede ser aún mayor. Aquí lo importante es no llenar la tina por completo si quieres evitar derrames y no desperdiciar agua. También hay que considerar el peso total que alcanza la tina si sumas el agua, el material y a la persona sumergida, dado que esto ayuda a determinar el tipo de estructura que necesitas para soportarla.

Si el cuarto de baño está en un segundo nivel, la recomendación es que la capacidad sea poca, así reduces la posibilidad de generar daños en el suelo y filtraciones. Adicionalmente, debes revisar el número de personas que caben. La mayoría de las tinas de baño resisten hasta dos personas.

3. Estilo de la bañera

Actualmente, hay tinas de baño modernas, armónicas y de gran calidad. Entre los materiales más comunes están el acero, el hierro y el acrílico, pero son estas últimas las que ofrecen mayor calidez, confort y alta resistencia debido a su recubrimiento de fibra de vidrio.

Los diseños más comunes son:

Además, se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Tinas de alcoba: se caracterizan por ir instaladas en un rincón de tres paredes. Solo el lado que da hacia el exterior está terminado. Además, se suelen complementar con grifos montados en uno de los muros, dándole una imagen muy minimalista.
  • Tinas empotradas: estas no están terminadas por ningún lado, por lo que se utilizan en plataformas preinstaladas. Tienen bordes a las orillas para sostenerse y su colocación requiere una inversión inicial y un montaje debajo.
  • Bañeras independientes: están diseñadas para colocarse en cualquier lugar del baño. Su grifería puede ser de piso o instalarse en una pared próxima.
4. Con o sin hidromasaje

Los tipos de tinas de baño también se diferencian por sus características. Es posible encontrar opciones sin hidromasaje o con hidromasaje. Estos tipos de tinas de baño lo que hacen es remover constantemente chorros de agua caliente a través de bombas, las cuales generan un efecto que puede ser relajante para el cuerpo. Según la tina, se pueden tener varios sets rotatorios y controles para regular sus velocidades.

5. Funcionalidades adicionales

Además de revisar el nivel de experiencia que ofrece, es importante elegir un modelo que también facilite su limpieza e higiene. Algunas tinas de baño modernas incorporan desagüe push, lo que significa que con solo presionar un botón la tina se vaciará por completo. De igual modo, hay que considerar el material. Por lo general, el acrílico, además de venir con fibra de vidrio reforzado, tiene la cualidad de ser termoformado grado sanitario, es decir, que no se oxida y es hipoalergénico, siendo ideal para disfrutar de varios minutos en el baño sin afecciones en la piel.

Tomando en cuenta las dimensiones de una tina de baño, su estilo y tecnología, crearás el espacio ideal de relajación. Podrás tomar largas duchas y disfrutar de ricos masajes de espuma y burbujas, como si estuvieras en un spa.

¿Podemos ayudarte? Llámanos al 800 004 6633