Ahorra en variedad de tecnologías de Calentadores

Por servicio

¿Sabes cuántos servicios necesitas en tu hogar?

Al hablar de servicio, nos referimos al número de servicios de agua caliente que se usan simultáneamente en tu casa; por ejemplo, cuando te bañas y al mismo tiempo alguien lava los platos. Se calcula de la siguiente manera:

Cada lavabo o fregadero = 0.5 servicios
Cada lavabo o fregadero = 0.5 servicios
Cada regadera = 1 servicio
Cada regadera = 1 servicio
Cada lavadora = 3 serviciosCada tina = 3 servicios
Cada tina/lavadora= 3 servicios

Es decir, si quieres usar la regadera mientras tienes ropa en la lavadora, lo mejor es que elijas un calentador de 4 servicios.

Tenemos el mejor precio de boiler, ¡escoge el tuyo!

Disfruta de baños calientes y de agua tibia en cualquier momento, instalando alguno de los distintos calentadores: de gas LP o gas natural, solar o eléctrico. Sólo debes verificar la presión de agua en tu hogar y determinar el tipo de energía que utilizaría, para encontrar el ideal. Además, ¡encontrarás el mejor precio de boiler en The Home Depot!

Descubre los distintos tipos de calentadores de agua y sus funciones a continuación:

Calentador de gas LP

La ventaja de optar por un boiler de gas LP es que contribuye al cuidado del medio ambiente: reduce hasta 15 por ciento las emisiones contaminantes.

Funciona a cualquier presión de agua, a través de una válvula de gas que se activa al abrir la llave de agua caliente. El quemador se enciende de manera automática para calentarla, aumentando la temperatura del agua mientras pasa por los tubos internos del aparato.

Ofrece un flujo ilimitado, aunque puede tomar unos minutos de espera.

Calentador de paso

También se le conoce como “calentador instantáneo”. Su estructura no tiene un depósito para almacenar agua, ya que se toma de forma directa del tinaco, la cisterna o la red municipal y emplea un calentamiento inmediato.

Como característica principal, no mantiene el piloto encendido todo el tiempo, ya que se enciende cuando se necesita agua caliente mediante una chispa. De ese modo, reduce hasta un 45 por ciento el uso de gas.

Calentador eléctrico

Este equipo sólo requiere de una toma eléctrica para funcionar. Como no consume ningún tipo de combustible, no hay que preocuparse por fugas.

Opera calentando el agua en su depósito, y cuando alcanza la temperatura marcada en el termostato se apaga. Ahí se mantendrá el líquido acumulado hasta que alguien lo utilice.

Además, garantiza un suministro ilimitado de agua caliente, ya que no hace falta esperar para poder usarla.

Calentador solar

Es otra opción amigable con el medio ambiente. Conforme los tubos de borosilicato del boiler solar absorben la energía de los rayos, comienza a calentarse el agua. Mientras tanto, se reservará en su parte alta, el termotanque.

Brinda buen rendimiento, incluso en días nublados. De hecho, puede conservar la temperatura del agua por más de 24 horas.

Si has descubierto cuál es el calentador que deseas, ya sólo deberás seleccionar su tamaño, basándote en la demanda de agua en casa.