Soldar tubos de cobre

Soldar tubos de cobre

Soldar tubos de cobre

Cerciórate de cortar el paso de agua antes de empezar a trabajar con la tubería, ya que debe estar completamente seca y libre de impurezas que puedan afectar la adhesión de las uniones. Revisa que ambos extremos de las tuberías a soldar tengan forma cilíndrica, sin deformaciones.

Herramientas y Materiales necesarios

Herramientas
  • Soplete de propano
  • Encendedor
  • Equipo de seguridad

Materiales
  • Pasta para soldar (fundente) sin plomo
  • Manguitos conectores
  • Alambre de soldadura
  • Trapo
  • Cepillo de cobre o tela esmeril



Introducción - Paso 1


Lija el extremo de cada tubo con tela de esmeril o lana de acero. Los extremos deben estar realmente limpios y libres de grasa para garantizar un buen cierre hermético. Restriega el interior de cada conector con un cepillo de alambre o tela esmeril.   

Introducción - Paso 2


Aplica una capa delgada de pasta para soldar (fundente) sin plomo al extremo de cada tubo, usando el cepillo de alambre o tela esmeril. La pasta debe cubrir cerca de una pulgada de tubo. Inserta el tubo dentro del conector para que quede justo contra el fondo de los manguitos conectores. Gira ligeramente cada conector para distribuir la pasta para soldar.

Introducción - Paso 3


Prepara el alambre de soldadura desenrollando de 8 a 10” de alambre del carrete. Dobla las primeras dos pulgadas de alambre a un ángulo de 90 grados. Enciende el soplete de propano abriendo la válvula y prendiendo un encendedor de chispa o un fósforo próximo a la boquilla hasta que el gas se inflame.

Introducción - Paso 4


Ajusta la válvula del soplete hasta que la parte azul de la llama tenga de 1 a 2” de largo. Sostén la punta de la llama contra el centro del conector durante 5 segundos, hasta que la pasta para soldar empiece a despedir chispas continuamente.


Introducción - Paso 5


Ajusta la válvula del soplete hasta que la parte azul de la llama tenga de 1 a 2” de largo. Sostén la punta de la llama contra el centro del conector durante 5 segundos, hasta que la pasta para soldar empiece a despedir chispas continuamente.

Introducción - Paso 6


Cuando el tubo esté lo suficientemente caliente para derretir la soldadura, retira el soplete e inserta rápidamente de ½ a ¾” de pulgada de soldadura en cada unión de soldadura líquida. Una unión soldada correctamente debe mostrar un anillo delgado de soldadura líquida.

Introducción - Paso 7


Limpia el exceso de soldadura con un trapo seco con mucho cuidado, porque los tubos pueden estar calientes. Cuando todas las uniones se han enfriado, abre la salida del agua y revisa si hay fugas. Si la unión deja salir agua, desmonta la unidad y vuelve a soldar.